Seguimos hablando de la construcción de la imagen de marca a través del branding. Hoy es el turno de la auditoría de marca.

¿Qué debes valorar a la hora de hacer una auto-revisión de tu imagen de marca?

En este artículo revisamos los 5 puntos clave que van configurando la imagen de tu marca y que tú mismo puedes revisar.

1. TU NOMBRE / NAMING

¿Qué nombre has definido para tu marca? El nombre de una marca la acompañará durante toda su vida comercial. Está claro que es el primer punto con el que  se encuentra el potencial cliente. En un nombre de marca se valora que sea representativo, corto, fácil de recordar e incluso que tenga chispa. No tiene por qué ser literal y hablar sobre lo que haces, pero sí debe ser parte de tu estrategia y tener un sentido para que después puedas desarrollar tu identidad sobre él.

2. LOGOTIPO

Es la parte más importante de tu identidad visual. Su construcción debe pasar primero por analizar tu proyecto, definir tus objetivos, tus valores y tu cliente objetivo. Es muy importante trabajar bajo estas bases para crear un logotipo que transmita lo que necesitas a tus clientes y que, además, sea efectivo.

Muchas veces lo que nos atrae a nosotros no tiene nada que ver con lo que atrae al cliente al que queremos llegar. Por eso lo más importante es trabajar en la conjunción entre lo que tienes en mente y lo que pretendes atraer.

3. IDENTIDAD CORPORATIVA

En el último post abordamos los términos que rodean el trabajo de la imagen de marca (último post). La identidad corporativa es la conjunción de distintos elementos que componen la imagen de la empresa como pueden ser el logotipo, el eslogan, las tarjetas de visita, la web, etc.

Tener un manual de imagen de marca es uno de los primeros pasos después de crear un logotipo, ya que te permitirá desarrollar todos estos elementos siguiendo una misma línea.

Los colores corporativos, cómo usarlos y combinarlos, tipografías y elementos gráficos son las piezas clave para empezar el desarrollo de una identidad coherente.

4. TONO

Uno de los elementos que también marca la identidad es el tono de voz. Esto se refiere a la manera en que la marca se expresa por escrito. Debe ser uniforme y adecuado para el cliente al que estamos hablando.

El tono es una parte del branding poco valorada, sin embargo es importante. Al igual que no le hablas a un niño de la misma forma que a un adulto, nos debemos expresar en modo escrito dirigiéndonos a ese público objetivo en un lenguaje que nos conecte.

5. TIEMPO

La utilización de estos elementos en el tiempo es muy importante. Es fácil caer en la tentación de hacer cambios drásticos, porque los que estamos trabajando continuamente en una marca podemos llegar a verla repetitiva y cansarnos. Sin embargo, los cambios en una imagen de marca deben hacerse bajo unas pautas y no rompiendo drásticamente con lo trabajado, ya que lo único que crea imagen de marca es su repetición. Cuantos más impactos tenga una persona en el tiempo más probabilidad habrá de que se reconozca la marca incluso por sus colores o por su icono.

Este último punto hace hincapié en cómo has llevado tu marca en los últimos años. Debe tener una evolución clara sin perder la esencia de los inicios.

Esperamos que estos 5 puntos te ayuden para evaluar tu identidad de marca.

Como en cada post, te invitamos a seguirnos. Suscríbete para no perderte ningún tipo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This