Últimamente escuchamos la frase «desconectar para conectar» y es que, desde este mundo tan digital y rutinario, entramos en la vorágine del día a día, en ese ritmo de las capitales que nos arrastra junto con la marea de gente y no fluimos, no nos paramos a pensar.

Como empresa gráfica tenemos conocimiento del mundo digital pero realmente venimos de la escuela de lo manual y artesanal.

Por eso creemos que para comunicar una buena imagen de marca hay que hacer un «reset» en nuestro cerebro, tan viciado con lo digital, y volver a conectar con nuestros orígenes, con las personas y con sus emociones.

Antes de entrar en materia vamos a definir cómo se denomina este método de trabajo que conecta tu marca con las emociones. Te va a sonar mucho porque está muy de moda. Además se nombra mucho en el sector del branding.

¿Preparado?

¿Ya sabes cuál es?

Sí, estamos hablando del Marketing emocional.

Pero conectar con el cliente en realidad es algo que ya existía desde hace mucho tiempo. La única diferencia es que ahora somos más conscientes de su importancia. También porque las redes, con su imediatez y cercanía, nos permiten estar más cerca del cliente, de su necesidades y anhelos.

Tener un trato directo, amable y satisfactorio para ambos se vuelve fundamental, pues este poder social mal gestionado puede perjudicar mucho nuestra marca.

En el mundo online conseguir reputación es muy difícil pero tirarlo todo por la borda es muy fácil, así que vamos a poner especial atención a esta práctica que nos hace conectar.

El concepto de Marketing Emocional fue acuñado por Marc Gobé, Presidente, Director General y Jefe creativo de la firma Desgrippes GobéGroup de Nueva York, una de las empresas más importantes del mundo del branding. Este lo define como «el Marketing que se encarga de desarrollar las actitudes de la empresa con el fin de encontrar un vínculo emocional duradero con sus clientes».

Vendemos productos a través de emociones, porque aquello que nos inclina a comprar muchas veces viene dado por una emoción.

Tenemos que conectar con los clientes a través de la esa emoción pero manteniendo la autenticidad, ya que este tipo de marketing, si lo exageramos, puede crear el efecto contrario.

Por ejemplo, recuerdas la publicidad de un banco que salió justo después del 15M, con las manos en alto y personas con una sensación de libertad?… Precisamente no es un banco de quien esperamos este tipo de sentimientos y sensaciones. Esta campaña causó cierto rechazo en aquellos que realmente creían en ese movimiento.

Tenemos que analizar, antes de atacar el lado emocional, cómo vamos a hacerlo, ya que al ser nosotros como empresa los más interesados en vender, nos encontramos con una línea muy fina entre lo auténtico y lo hipócrita.

De todos modos este mundo de la publicidad es así pero está en las buenas prácticas de cada uno mostrar o no algo que no se es. No sigo mucho por esta línea porque ya entramos en la ética del diseño publicitario y este es otro tema que da para un post completo.

En resumen, si vas a inclinarte por el marketing  emocional te aconsejamos:

1. Ser auténtico.

Busca dentro de los valores de tu empresa y alinéalos con tus acciones.

2.Cubrir necesidades emocionales reales de tus clientes. 

Puedes hacer encuestas que te ayuden a entender cuáles son esos sentimientos, qué les está ocurriendo en relación con los productos o servicios que tú ofreces. Entenderles es el primer paso para conectar.

3. Interesarte desde el lado más profundo y cercano de tu cliente, no olvides que es una persona igual que tú.

Mostrar que entiendes sus problemas y frustraciones y que con tu solución les puedes ayudar a resolverlas es el siguiente paso. Pero debes hacerlo con verdadero deseo de servicio. Si no lo haces de esta manera no conectarás con el cliente.

4. Retroalimentación en redes.

Este tipo de marketing se basa en escuchar con atención lo que tu publico te está pidiendo y, con esta información, definir tu campaña y objetivos. La información que encontrarás en las redes es muy valiosa si sabes interpretarla. 

5. Conecta

Finalmente, la consecuencia de las acciones anteriores es la conexión. Has permitido a tu marca conectar realmente con el cliente. Disfruta del proceso.

Suscríbete a nuestra newsletter para seguir aprendiendo sobre este mundo del branding, diseño y marketing.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This