¿Sabes que identidad e imagen de marca no son lo mismo? Hoy te vamos a explicar qué papel juega cada una en la construcción de una marca.

Construir la identidad y la imagen de una marca es uno de los trabajos más importantes para el desarrollo de la empresa y su estrategia de ventas a su público objetivo.

Pero antes de entrar en la explicación, empecemos por definir lo que es una marca.

El término Marca se refiere a una Señal que permite identificar o distinguir algo o sirve para dar alguna información sobre ello.

Entonces una Marca comercial es el signo utilizado para distinguir una  empresa, producto o servicio de otras de su competencia. Su principal objetivo es la diferenciación.

¿Cómo se construye una Marca?

La marca sería el resultado de todos los elementos y acciones. Digamos que es el aroma que desprende un negocio: cómo atiende a sus clientes, qué trabajo o producto entrega, qué satisfacción produce. Sería la consecuencia de todo ello, lo que va dejando huella, creando marca. Algunos expertos dicen que la marca es lo que los clientes cuentan de ella cuando el propietario no está delante. 

Pero la construcción de una marca comienza con su identidad.

La identidad de Marca son aquellos elementos que la definen, la diferencian y ayudan a conformar la imagen de la marca, como son: nombre, logotipo, colores, slogan, tarjetas de visita, etc. Pueden ser tangibles, como los mencionados, o intangibles, como los valores o sensaciones que una marca expresa.

Todos estos elementos en su conjunto van construyendo la imagen corporativa o de marca.

¿Pero qué es entonces la imagen corporativa?

Es, como su nombre lo indica, la imagen que las personas o clientes perciben de una marca. 

Es decir, el subconsiente que se crea a través de visionar repetidamente distintos elementos de la identidad de una marca, que terminan conformando un conjunto mental. Cada vez que lo vemos, junto o aislado, se produce el reconocimiento de una sola empresa.

El ejemplo más claro se ve en las grandes marcas. Por ejemplo, si os dijera “Payaso y amarillo”, ¿qué piensas? ¡Exacto! McDonalds.

En tu cabeza, tu memoria ha creado una marca como la primera opción que representa esos términos. 

Y lo mismo pasa con estas asociaciones:

  • Rojo – bebida = Coca-Cola
  • Velocidad – coches = Ferrary
  • Manzanita – tecnologia = Apple.

En la formación de la imagen de marca en el cliente también influyen los valores y sensaciones que recibe este de parte de la marca. Todo el conjunto de imagen y percepción contribuye a crear una opinión global positiva o negativa de la marca.

En resumen, la identidad es el conjunto de elementos que componen nuestra marca —lo que somos— y la imagen, la percepción que tienen los clientes —lo que piensan de nosotros— y es fruto del trato o del contacto que tienen con la marca. 

Entonces, para rizar el rizo, os diré que branding es la disciplina que nos aporta el estudio para el diseño de marcas. Se ocupa de gestionar la identidad visual, verbal, el posicionamiento, la personalidad y todas las emociones que evoca. 

Con esta herramienta se trabaja estratégicamente el desarrollo y la creación de una marca para crear una identidad duradera y una imagen reconocible.

Si te ha resultado útil este post, suscríbete para no perderte ninguno de nuestros artículos y recibe los próximos tips para mejorar tu marca directamente en tu buzón.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This