¡Por fin llego el momento de procesar!
Este sistema se aplica a toda información que queramos organizar.

Lo primero es un punto muy importante a seguir:

«Nunca dejes ningún email, información o tarea sin procesar»

Ahora tenemos una serie de preguntas que te harás con cada email o información que proceses:

Imprimir

1. ¿Es necesario conservarlo?¿lo necesito?

SI: Pasa a la siguiente pregunta:

NO: Eliminalo, tiralo, subrayalo directamente.

2. ¿Lo puedes hacer tú?

SI: pasa a la siguiente pregunta:

NO: DELEGALO a quien lo tengas que enviar y trasládalo a Espera.

En mi caso paso estos emails a una carpeta llamada «Gestión» para acordarme de que tengo que hacer seguimiento de la respuesta o trabajo de otra persona.

3. REGLA DE LOS DOS MINUTOS ¿Puedes hacer esta tarea en 2-5 Minutos?

SI: Hazla de inmediato.

NO: Pasala a una lista: «Tareas pendientes», «Próximas acciones» o «Leer más tarde»

Lo ideal es agendar las tareas pendientes, las próximas acciones son tareas más inmediatas y leer más tarde para toda esa información que no es urgente pero requieres revisarla luego.

Repite estos pasos cada día en tu email y formula estas preguntas.

También puedes crear bandejas de entrada con estos tres filtros, para ir archivando los emails.

POR PROCESAR, PROCESADO y POR HACER:

¿Os suena? son los tres filtros básicos que os di en el último post, espero que os haya sido de ayuda estos pasos del sistema GTD 🙂

Este post es parte de una serie de contenidos sobre el sistema de organización GTD
¿Quieres saber más? Puedes ver un listado de toda la información que os he compartido desde Aquí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest